Tips para cuidar tus muebles de madera

Los muebles, tanto en tu casa, habitación u oficina, conforman la imagen que transmites y también lo relativo a tu personalidad, ya que por lo general el estilo del mobiliario es acorde a tus gustos. Para cuidar bien de tus muebles, te aconsejamos seguir estos consejos.

1- Usa productos libres de amoníaco

Leé las etiquetas de los productos de limpieza de muebles y asegúrate de que no contengan amoniaco. Aunque se trate de un producto indicado para muebles, el amoníaco a la larga deteriorará el mueble, además, de quitarle de forma gradual el brillo y el color. Siempre que puedas opta por productos naturales no abrasivos.

2- Limpia tus muebles todos los días

Aunque parezca algo obvio, no todo el mundo quita el polvo de sus muebles a diario. No se requiere de grandes esfuerzos, basta con que pases un paño seco sobre tus muebles para quitar el polvo que acumulan en cada jornada.

3- Lustra tus muebles con cera en pasta 

La mejor forma de proteger tus muebles es aplicando cera en pasta de calidad al menos una vez por semana, luego de quitarle el polvo. Con el paso de los años, tus muebles aún conservarán su aspecto original.

4- Protege los muebles de la luz y el aire

La superficie de los muebles puede deteriorarse fácilmente si les llega la luz directa del sol o están expuestos a corrientes de aire acondicionado. Resguarda tus muebles colocando cortinas en las ventanas y alejándolos de la exposición directa del aire acondicionado.

5- Limpia las manchas cuanto antes

Es muy importante pulir los muebles para que conserven su color y brillo original, pero también lo es el cuidarlos de los derrames que pudieran ocurrir sobre ellos. Si sucede, debes limpiarlos inmediatamente con un paño seco, si dejas que se seque corres el riesgo de que la superficie absorba la sustancia y quede manchada.

6- No apoyes recipientes calientes 

Es necesario colocar paños o accesorios para apoyar ollas o elementos calientes sobre los muebles, de lo contrario quedarán marcados. A menos que lijes la superficie dañada y vuelvas a pintar el mueble, no habrá forma de quitar las manchas.

7- Cubre la base del mueble al moverlo de lugar

Para cuidar la base de los muebles de forma adecuada al moverlos de lugar, debes colocar restos de alfombras ya sea en toda la superficie que estará en contacto con el piso o bien en los extremos. De este modo evitarás que se dañen o rayen al moverlos en caso de que tengas que hacerlo desees cambiarlos de lugar.