Consejos para diseñar tu cocina

En esta nota te contamos los clásicos errores que cometemos a la hora de diseñar, crear y decorar la cocina. Aprovechá los consejos que te brindamos y dale un nuevo aire funcional y bello a este ambiente .

#1La instalación de asas o manijas grandes

Las manijas pueden estorbar cuando hablamos de espacios pequeños o donde hemos colocado muchos muebles. Este cambio en el diseño es muy simple de implementar.

 

. #2. Elegir fachadas que brillan para la cocina

Las fachadas que brillan no son prácticas para la limpieza. Las superficies mates ayudan a generar una imagen más pulida ideal para este tipo de ambientes que se utilizan mucho.

#3. Repisas en lugar de cajones corredizos

Los muebles con puertas pueden ser bastante prácticos. Pero a veces vale la pena sustituirlos por cajones corredizos, ya que los últimos son más eficientes como podemos ver en la imagen.

#4. Instalar la cocina al lado de la heladera

Este es un tip muy interesante y útil a tener en cuenta. Separar la cocina de la heladera resulta fundamental para que el calor que genera la primera no obstaculice el enfriado de la heladera.

Incluso en espacios muy pequeños vale la pena reacomodar estos electrodomésticos con un mueble separador entre ambos.

#5. Eligir muebles pequeños para una cocina grande

Es una buena idea que el tamaño de los muebles de la cocina sea relativo a las dimensiones de este cuarto. Si tenemos un espacio amplio que permita incorporar muebles grandes que incluso se coloquen de techo a piso ¿Por qué no aprovecharlo?  

#6 Eligir una mesa grande para una cocina pequeña

De nuevo es buena idea contemplar las dimensiones del espacio total respecto a los muebles que queremos colocar. El caso de la mesa es lo típico: para solucionar la problemática de necesitar una mesa para muchos comensales en una cocina pequeña, podemos ayudarnos del mobiliario plegable.

#7 Usar demasiadas repisas abiertas

Las repisas nos permiten decorar y acomodar vajilla necesaria en la cocina. SIn embargo abusar del formato repisas abiertas no genera un efecto estético deseado. Además de no ser prácticas para la limpieza. Ideal en estos casos es rediseñar el cuarto con repisas cerradas de vidrio.

#8 No dejar espacio para los aparatos electrónicos pequeños

La tecnología ha avanzado para resolver cada acción que precisamos alcanzar a la hora de cocinar. El microondas, cafetera o tostadora: todo esto requiere espacio. Si no piensas en esto en el momento de planificar tu cocina, luego saturarán la mesada.

Una buena opción es crear repisas especiales con el tamaño del electrodoméstico.

#9. No pensar en los enchufes con anticipación

Es importante pensar en la ubicación de los enchufes en la cocina para los aparatos grandes en la etapa de planificación. En este caso podrás instalar la cantidad necesaria en los lugares adecuados.

#10. Llenar el espacio debajo del lavaplatos

Organiza el espacio debajo del lavaplatos con inteligencia, sobre todo, si tu cocina es pequeña. Al mismo tiempo, es importante no cerrar el acceso a la tubería que puede empezar a fallar.

 

#11 No pensar en el almacenaje

El arte de almacenar los utensilios ayuda a ahorrar en una cocina pequeña y no saturar una cocina grande. No solo los sartenes y ollas deben tener su lugar, sino también las tablas para cortar, toallas, bandejas, tazas, etc.

Buscá el tipo de mueble que le queda bien a tu cocina y que se adapte a tus necesidades.

#12. Eligir mal la altura de los muebles

El alto de los muebles se compone de la base y la altura de éstos y el ancho de la encimera. Tomá en cuenta estos detalles, considerando tu estatura, para que cocinar sea un placer.

#13. No pensar en el triángulo de trabajo

 

Los triángulos de trabajo son espacios invisibles que debemos crear para la funcionalidad de la cocina. Por lo general suelen darse 3 puntos claves que debemos generar.  El espacio de la cocina, lavaplatos y heladera.

En lo ideal, todas las zonas deben estar ubicadas cerca una de la otra para que no tengas que cruzar la cocina con los alimentos en las manos. Pero al mismo tiempo, no demasiado pegados para que haya suficiente espacio para moverse.